Sólo sé que sigo sin saber nada

viernes, enero 16, 2009

¿Cuanto vive una expresión?

Escucho expresiones que me gustan, que son especiales en algunas personas, que son diferentes. Otra entonación al decir el "¿Sí?" al descolgar el teléfono, un "Chau xiquets"; "Como podemos observar en la gráfica..."; "Me es indisoluble"; "¿Qué pasa troncoooow?"; "Ya me jodería, ya!"; "¡Me he quedao picuetísimo!"; incluso una forma diferente, casi juguetona de decir "Hasta luegooo!" al colgar el teléfono. Cosas que surgen de forma espontánea y que se quedan con nosotros, algunas las hago mias, me salen solas y me recuerdan que todos somos pedazos de todos. No es poesía, es verdad.

Y de pronto escucho a Bea que pasa por detrás de mi cuando suena la alarma de email y dice con retintín.. "Uy, me llamo Daniel Sánchez y recibo muchos emails" (Ella recibe cientos más que yo) y es evidente que yo soy el vínculo, que Blazquez lo inventó (o copió de algún niño de su colegio de curas!) yo lo hice mio hace ya tiempo... la cadena sigue.

¿Pero hasta dónde llega?
¿Cual es la vida de una expresión azarosa no televisada?
Nuestros pequeños y privados "Waaasaaaap"; "Cuñaaaao"; "Si hay que ir se va". "Un poquito de por favor"

2 Comments:

  • Tú, cabrón: yo no copio, creo.
    Saludos,

    blzkz

    ps: 'creo' del verbo crear, que te veo venir... ¡Me encanta crear escuela! (véase entrada anterior)

    By Blogger txopsuey, at 5:48 p. m.  

  • ¡Ay, hombre de poca fe! Lo que te digo está en rae.es

    By Blogger Álvaro, at 2:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home