Sólo sé que sigo sin saber nada

viernes, noviembre 06, 2009

Resumiendo la espera

Pues sí, he dejado el blog por una temporada. ¿Los motivos? Pues el trabajo o, mejor dicho, la ausencia de trabajo.

Mi último proyecto me ha dejado en la única situación laboral jodida. ¡La peor! No es el paro, es la es-pera. Una situación en la que ni tienes curro, porque aquel que estabas desarrollando está a expensas de los directivos de la cadena, y tampoco puedes coger otro trabajo porque, si de pronto te llaman a filas, te ves en una situación bastante comprometida. Vamos, que sin cobrar y sin poder buscar trabajo. Yupi.

Hay quien diría que estar en el paro “puro y duro” es aún peor, que en la espera al menos tienes una cierta esperanza. Imagino que la fe en esa esperanza es la que inclina la balanza. Yo de momento espero con ilusión y hago mi apuesta. Veremos en qué queda.

Mientras tanto tampoco es que haya estado de vacaciones. Me he puesto con mis proyectos y la verdad es que es un no parar. Chico, estar en el paro (o en es-pera) y saber que en unos meses somos uno más a alimentar… (A alimentar, a acunar, a llevar en carrito, en coche, vestir, guardería, colegio, viaje fin de curso...) no veas lo que motiva. Dicen que los bebés vienen con un pan bajo el brazo, pero es que yo creo que a los padres –al ver lo que se les viene encima- les da por ponerse a amasar como locos. Y se amasa con la agridulce harina del pánico. ¡Pero cómo se amasa!

Tanto es así que incluso me he quitado del Warcraft. Dios mío. ¡¿A dónde hemos llegado?! Tras años de hacer crecer al pequeño Tatsel ahora voy y lo abandono. Temporalmente, eso sí. El año que viene sale una expansión y prometo que mi brujo no-muerto siempre estará al nivel máximo alcanzable. También he dejado el Facebook –que me parece un vampiro que chupa mucho y da poco- y, como he dicho, el blog. Espero retomar este último a mi ritmo, como he hecho siempre. En cuanto al portal social… no lo critico, pero también digo que desde que lo he eliminado de mis favoritos siento una cierta liberación. Supongo que es que no tengo medida y, como hago con muchas cosas, me paso.

Mientras, intercalo las jornadas de trabajo con pasear a las perras y jugar alguna partida a la demo del “Everybody´s Golf” un juego bastante divertido pero que no me compro porque cuesta 69€. ¡¡69€!! ¡¡Niños ricos del mundo, dejad de comprar juegos por ese precio!! Por culpa vuestra no los ponen a 30-40 euros que sería un precio más que beneficioso para los distribuidores. Cabe la posibilidad de que yo sea un tacaño, pero es que creo que hay muy pocos juegos que merezcan esa pasta. Coño, que son 11.500 ptas! (Sí, reclamo mi derecho a escandalizarme por el precio de los videojuegos del mismo modo que el resto del país se escandaliza por lo que han subido las gambas en navidad) ¿Me voy a comprar un juego por 11.500 ptas? ¡Que estoy en espera, joder! ¡Y sin paro!

Me voy a jugar a la demo.

2 Comments:

  • ¿Dani escandalizado porque un juego es caro? ¡Estoy orgulloso de ti!

    By Blogger Álvaro, at 12:04 p. m.  

  • ¡Y dándose de baja de "World of Warcraft"!

    Es lo que se llama mundo real (y responsable) contra mundo virtual (y divertido), y es totalmente comprensible.

    Yo también opino que si muchos productos tuvieran precios más razonables acabaría gastándome más dinero en ellos. Aquí estoy yo con mi Sega Dreamcast, buscando saldos de cómics y yendo al cine con bastante tiento, gracias al cual no he tenido una decepción desde "Transformers Revenge" (que tenía que ver de todos modos) pero también me he perdido películas que en realidad me interesan. Y lo malo es que la semana que viene iré en misión kamikaze a ver "Planet 51" sabiendo más o menos lo que hay.

    By Blogger Armabot, at 4:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home